Frutoterapia (II ª Parte )

Buenos días! Vamos a empezar la semana con un nuevo post sobre Frutas, como os conté hace unos días, las frutas son alimentos muy completos que nos ayudan a mantener nuestro peso y apetito a raya. Hoy os traigo qué frutas son las mejores para antes o después de entrenar.

Para ello haré un inciso sobre Índice Glucémico, que es el tiempo que tarda en metabolizarse en azúcar, por lo que para antes de entrenar las elegiremos de IG bajo ( para que la energía nos dure en el tiempo ) y para después ( o durante ) las elegiremos de IG alto ( para recuperar ).

IG BAJOarándanos, cerezas, ciruelas, fresas, higos, manzanas, peras, pomelo, uvas.

IG ALTOdátiles, kiwi,  mango, melón, sandía, pasas,piña, plátano.

descarga

Nota: Intentad que sea la fruta completa, para que guarde todas sus propiedades, evitando así zumos. 

Además hay que tener en cuenta unas recomendaciones, por ejemplo, no ingerir solo una fruta e ir al gimnasio ” a matarse”, si no que debe de ser un pequeño snack completo y dejar unos 40′ de pequeña digestión antes de ir. Si vamos con prisas y solo tenemos cinco/diez minutos, podemos tirar de una manzana si hemos comido bien.

En el post entreno igual, es recomendable hacer otro pequeño snack entre 30-60′ después del esfuerzo, por ejemplo una tostada con pavo y un plátano. O batido Whey y melón.

Próximamente os traeré algunas combinaciones de posibles snacks para antes o después de entrenar. En mi caso suelo comer bien con un par de horas de margen antes del entreno, y tomar una pequeña fruta antes. Si ese día me noto más “floja” la uso de IG alto, si voy bien o es más largo el entreno, la uso de IG bajo.

Nota2: Esta lista es válida para aquellas personas que sufren de diabetes o hiperglucemias, se recomienda basar la dieta en alimentos de IG bajo, para así controlar los picos de insulina. 

“Spagguettis de Calabacín” o los famosos Zucchini Noodles!

Una de las cosas que más me gustaron de mi etapa vegetariana fue el hecho de “obligarme” a probar todo tipo de verduras ( las frutas me han encantado de siempre ), por lo que mi paladar se acostumbró a otro tipo de alimentos (algunos algo más insípidos o de sabor característico ) y ahora sigo poniendo en práctica esos aprendizajes.

“Cotilleando” por Internet, encontré varios “chismes” muy útiles (si te gusta ese tipo de cocina), entre ellos una máquina de hacer “espaguetis”, pero no unos normales, si no cortar verduras con esa forma ( en vez de rallarlas con la típica mandolina de cocina ).

Y aquí está, mi condición para comprármela fue hacer una lista de, al menos, 10 productos a los que les sacaría provecho con ella ( encontré algunos más así que encantada ) pero el más versátil es el calabacín ( por tamaño y textura es ideal para las cuchillas de la Spirali ).

20150224_130821

Claro ya que la usas un día, aprovechas y haces todo con ella, con todo tipo de verduras (pimientos, cebollas, nabos, calabacines, zanahorias, patatas…) o frutas ( manzana ), así que el día que la uso, hago esas bolsitas tan “cuquis” con mis espaguetis cortados, pero bien envasados herméticamente para que me duren unos días en la nevera ( y obviamente, ahorrar tiempo de cocina después ).

20150224_133026

Así que como los espaguetis están listos, os traigo también una receta en el post de hoy, muy sana, muy rápida y muy muy sabrosa. Para ello necesitaremos:

  • Espaguetis de calabacín ( o de aquella verdura que os guste ).
  • Pollo en taquitos.
  • Champiñones.
  • Queso parmesano y pimentón dulce ( paprika).

Primero dejamos todo preparado, y ponemos una sartén (o wok) a calentar con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadimos los champiñones y el pollo, y esperamos hasta que se hagan, apartamos en un plato. Y repetimos esta acción con los calabacines, cuando estén doraditos ( y algo blandos) añadimos el pollo y champis de antes.

Segundo rehogamos todo junto, añadimos el parmesano y el pimentón, y seguimos removiendo hasta que todo se mezcle bien. Apartamos para que repose unos minutos y LISTO!

 

20150225_142524

 

 

Snacks saludables para “picar” entre horas.

20130531_220654

“De mis frutas favoritas, arándanos, picotas y plátanos…” 

Pues bueno, como ahora estoy de exámenes y estudiando muchísimo para darle el último empujón al año, que tengo muchísimas ganas de terminar el año, aprobando todo claro está.

Y como buena estudiante, me paso horas sentadas, hago ejercicio todas las mañanas y como bastante bien, pero claro, tantas horas mirando apuntes y libros, a uno le entra ese gusanillo por la tripita y PUM, ganitas de comer algo.

¿Y qué se puede comer en esos momentos? Yo lo tengo claro, mi opción más saludable, es la fruta. Pero fruta natural, no en almíbar ni nada de eso. Te coges la que más te gusta, te la pones al ladito, y ale! A comer sano.

Yo como frutas de todas clases, kiwis, plátanos, fresas, arándanos, moras, frambuesas, cerezas ( picotas )… y estoy deseando que llegue la buena temporada de sandías y melones.

Un bol pequeñito, un puñado o algunos trocitos de estas frutas, y a seguir estudiando. Además de “cortarme” el hambre, como cositas sanas, con pocas calorías, y muchas vitaminas y minerales. Y aunque las frutas son dulces, no contienen muchos azúcares malos, al contrario, sus hidratos son buenos, por lo que paliarán nuestro hambre por un buen rato.  Y además, contienen bastante fibra por lo que son bastante útiles para “ir al baño”, y más en esta época que estoy todo el rato sentada delante de los apuntes.

Aquí os dejo alguna información sobre las frutas que tomo yo entre horas :

– 100 gramos de Arándanos  = 90 calorías.

– 100 gramos de Cerezas = 60 calorías.

– 100 gramos de Chirimoya = 80 calorías.

– 100 gramos de Frambuesas = 35 calorías.

– 100 gramos de Fresas = 35 calorías.

– 100 gramos de Granada = 70 calorías.

– 100 gramos de Higo = 66 calorías.

– 100 gramos de Kiwi = 50 calorías.

– 100 gramos de Melón = 25 calorías.

– 100 gramos de Moras = 40 calorías.

– 100 gramos de Piña = 60 calorías.

– 100 gramos de Plátano = 85 calorías.

– 100 gramos de Sandía = 20 calorías.

Como véis las frutas contienen muchísimos beneficios como para pasarlas por alto, eso sí buscad género de calidad. No hace falta que sea ecológico, pero alguna frutería de confianza dónde podáis preguntar como tratan las semillas del género.

Yo suelo comprarlo en una pequeña frutería que hay detrás de la Facultad de Derecho, es un sitio que me encanta, aunque sea una pequeña tienda de barrio, tiene un género exquisito, tanto en frutas como en verduras.

Y si quiero algo ecológico, pues tengo mi pequeña gran tienda vegana, dónde traen frutas de todas clases, y de muy buena calidad.

Por supuesto estas pautas pueden ser seguidas para cualquier persona que quiera tomarse un buen snack a cualquier hora del día, ya sea para estar sano o bajar de peso. Siempre cuidado con las cantidades, pero las frutas son recomendadas a todas las personas.

Y si queréis podéis acompañarlas con un vaso de leche o un puñado de frutos secos, delicioso.

¡A disfrutar de esos snacks saludables se ha dicho!

Desmintiendo mitos : El plátano.

Hoy quiero hablaros de una de mis frutas favoritas, de la que estoy segura de que hemos oído muchísimas barbaridades. Os hablo ni más ni menos que del plátano.

Se oyen por muchísimos foros de salud y dietas, que para adelgazar no hay que comer plátano. Así que voy a hablaros de los beneficios de comer plátanos. No en cantidades industriales, claro está, pero si como parte de nuestra dieta.

El plátano, es una fruta muy completa. Una pieza normal madura tiene aproximadamente 100 calorías, y bastante cantidad de fibra, lo que hará que nos saciemos, por lo que conseguiremos calmar la ansiedad que tanto nos preocupa cuando empezamos una dieta para bajar de peso.

También es conocido por su alto contenido en potasio, mineral que ayuda a equilibrar el sodio y por tanto, favorece la circulación sanguínea, evitando por ende la retención de líquidos, y todos los problemas que conlleva ( varices, celulitis, piel de naranja… ).

Del resto de sus propiedades, destacamos su alto contenido en vitamina A, E y C que ayudan a mantener sanos nuestro cabello, pelo y uñas. Además de estimular el colágeno.

Yo siempre lo suelo tomar en el desayuno o media mañana después de mi entreno. A veces en la noche, pero rara vez. Suelo utilizarlo en mis recetas de pancankes,helados caseros, smoothies o con yogur griego y un poquito de canela. Cuando es después de entrenar me lo como solo.

Así que no dudéis y añadir esta maravilla a vuestra lista de la compra.