“Spagguettis de Calabacín” o los famosos Zucchini Noodles!

Una de las cosas que más me gustaron de mi etapa vegetariana fue el hecho de “obligarme” a probar todo tipo de verduras ( las frutas me han encantado de siempre ), por lo que mi paladar se acostumbró a otro tipo de alimentos (algunos algo más insípidos o de sabor característico ) y ahora sigo poniendo en práctica esos aprendizajes.

“Cotilleando” por Internet, encontré varios “chismes” muy útiles (si te gusta ese tipo de cocina), entre ellos una máquina de hacer “espaguetis”, pero no unos normales, si no cortar verduras con esa forma ( en vez de rallarlas con la típica mandolina de cocina ).

Y aquí está, mi condición para comprármela fue hacer una lista de, al menos, 10 productos a los que les sacaría provecho con ella ( encontré algunos más así que encantada ) pero el más versátil es el calabacín ( por tamaño y textura es ideal para las cuchillas de la Spirali ).

20150224_130821

Claro ya que la usas un día, aprovechas y haces todo con ella, con todo tipo de verduras (pimientos, cebollas, nabos, calabacines, zanahorias, patatas…) o frutas ( manzana ), así que el día que la uso, hago esas bolsitas tan “cuquis” con mis espaguetis cortados, pero bien envasados herméticamente para que me duren unos días en la nevera ( y obviamente, ahorrar tiempo de cocina después ).

20150224_133026

Así que como los espaguetis están listos, os traigo también una receta en el post de hoy, muy sana, muy rápida y muy muy sabrosa. Para ello necesitaremos:

  • Espaguetis de calabacín ( o de aquella verdura que os guste ).
  • Pollo en taquitos.
  • Champiñones.
  • Queso parmesano y pimentón dulce ( paprika).

Primero dejamos todo preparado, y ponemos una sartén (o wok) a calentar con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadimos los champiñones y el pollo, y esperamos hasta que se hagan, apartamos en un plato. Y repetimos esta acción con los calabacines, cuando estén doraditos ( y algo blandos) añadimos el pollo y champis de antes.

Segundo rehogamos todo junto, añadimos el parmesano y el pimentón, y seguimos removiendo hasta que todo se mezcle bien. Apartamos para que repose unos minutos y LISTO!

 

20150225_142524

 

 

Anuncios

Mi súper choco-mug cake!

 

SC20150214-235754-1

Buenos días! Hoy traigo un súper snack apto para cualquier hora, saludable, rápido y riquísimo! Se trata de un “mug-cake”, sí, una “tarta-taza” literalmente, aunque queda con consistencia de bizcochito, y de tamaño de media taza.

Para eso necesitaremos, además de una taza mediana de café/té:

– 2 cucharada sopera de harina de avena ( u otra que tengáis a mano ).

– 1 cucharada sopera de harina de centeno ( u otra harina diferente ).

– 2 claras de huevo.

– 1 cucharada sopera de yogur natural ( cremoso, artesano o griego, también vale de sabores ).

– 1 cda ( de postre ) de cacao ( yo uso cacao valor ).

– 1 cda ( de postre ) de levadura.

– Edulcorante al gusto ( yo uso media cucharada de postre de Sirope de Ágave ).

El procedimiento es sencillo, añadimos todos los ingredientes a la taza, y mezclamos bien, hasta que todo se quede bien mezcladito, probamos por si hubiese que rectificar el dulzor. Metemos la taza en el microondas, y a media potencia vamos dando golpecitos de calor de 1 minuto ( importante para que no se desborde ).

A mí en dos minutos ( y a veces un poquito más ) se me queda bastante consistente y riquísimo, es decir, le damos un golpecito de 1 minuto, abrimos el micro, comprobamos, y volvemos a darle otro minuto. Si por lo que fuese vemos que desborda, paramos y soplamos un poco para que baje el bizcochito.

Una vez terminado, a veces sale solo y otras lo podemos sacar pasando un cuchillo alrededor del bizcochito, damos la vuelta y decoramos ( en mi caso con sirope de caramelo).

Y a diiiisfrutaaaaaaaaaaar!

Ideas para el desayuno, así desayuno yo.

Hoy traigo ideas para el desayuno, porque está muy bien eso de hablar de comida sana y alimentos ecológicos, pero después nos quedamos sin ideas, o tenemos tan poco tiempo, que acabamos comiendo mal. Y el desayuno es una de las comidas más importantes del día.

Yo no puedo hacer ni rendir nada en el día si no hago un buen desayuno, pero también me gusta disfrutar de la comida y hacerlo de manera rápida. Las mañanas suelo usarlas para hacer cosas de la Universidad o ejercicio, ya sea en casa, en el gimnasio o saliendo a correr temprano.

Y aquí dejo mis opciones,

1) Leche de avena con frutas y vainilla : A veces me sirvo en un bol diferentes frutas troceadas, como plátano, fresas, frambuesas, moras, arándanos, les echo unas gotitas de vainilla y las baño con un vaso de leche de avena. Y si tengo tiempo rallo un poquito de chocolate negro por encima. Riquísimo.

2) Tostadas de pan de centeno germinado y dátiles con queso y zumo de soja : Este pan me encanta, y lo cambio por otros distintos, pero este con un buen queso ( y unas cortaditas de jamón ibérico ) y unas gotitas de aceite de oliva está buenísimo, siempre lo acompaño de un vaso de zumo de melocotón de soja.

3) Mini bocadillo de fresco y atún con café de soja: Otras me gusta tomarme un pequeño sandwich de pan de semillas de amapola con queso fresco y atún, acompañado de un café con leche de soja.

4) Smoothie de frutas : En una licuadora pongo, frutos rojos ( fresas, frambuesas, arándanos rojos… ), un “chorrito” de leche de almendras, una cucharada de salvado de trigo/avena y media cucharada de semillas de amapola. Batir y listo.

5) Yogur griego con plátano y canela : En un bol verter un yogur griego, cortar plátano a rodajas y espolvorear canela por encima. También vale rallar un poco de chocolate negro. Este suelo usarlo a veces como cena, cuando vuelvo tarde de clase.

6) Tortitas de avena : Mis famosas tortitas, a las que acompaño con lo que se me ocurra o tenga en ese momento. ¿Mi combinación favorita? Sin duda, mitad con kiwi y vainilla, y la otra mitad con plátano y dulce de leche y entre tortitas un poco de yogur griego…

¡ Hoy desayunamos, TORTITAS… !

20130418_114837

“Unas de mis primeras tortitas de avena, con plátano, caramelo y nueces”

Bueno pues hoy es un buen día para poner una de mis recetas favoritas, y que triunfa entre amigos y conocidos. ¿Qué porqué elijo este día? Porque hoy es nada más y nada menos que… MI CUMPLEAÑOS.

La verdad es que con este cumpleaños estoy súper ilusionada, no se porqué razón, pero tenía ganas de llegar a los 22, ya haré alguna reflexión un día de estos, pero ahora toca lo bueno, la famosa receta de las Tortitas de Avena.

Yo soy súper fan de las tortitas ( pancakes) pero cocinando me llevo fatal con las mezclas de harina y levadura, para que engañarnos, soy un verdadero desastre. Y las pocas veces que lo he intentado, ha salido más bien desastroso… y dado que ahora estoy alejándome de esas harinas refinadas de repostería, me puse a buscar y a hacer desastres, y dí con esta mezcla. Y bueno,  sin más preámbulos…

¡COMENZAMOS!

20130602_144548

“Todos los ingredientes preparados” 

Para estas tortitas necesitaremos : 

– Copos de avena

– Leche de almendras

– Claras de huevo

– 1/2 plátano

– Canela

– Azúcar/Stevia

– Vainilla

Pasos a seguir : 

– Utilizaremos una licuadora para batir todos los ingredientes, así que iremos echando todos allí. Primero los copos de avena.  Para los que os gusta medir bien las cantidades son unos 70/80 gramos de avena, 5/6 cucharadas soperas.  Yo suelo medir con vasos, así que un poco más de 1/3 de un vaso normal de los que usamos para comer.

– Después añadimos la leche de almendras, midiendo por mi vaso, sería 1/4 del vaso, tres cucharas soperas aproximadamente.

20130602_144657

“Leche de almendras, de avena sería “un dedito” más por encima de esta cantidad” 

– Ahora toca el turno al plátano, siempre uso medio plátano cortado para que sea más fácil de picar. Luego añado 3 claras de huevo.  Y por encima una cucharada pequeña de canela.

– Yo esta vez he aprovechado el azúcar de vainilla que tenía en casa por un bizcocho ( y porque me gusta añadirlo a la leche con fresas ). He añadido una cuchara pequeña de azúcar de vainilla, si lo hacéis individual, sería una cucharada de azúcar y unas gotitas de esencia de vainilla.

20130602_144845

“Toda la mezcla preparada para empezar a batir”

– Cerramos la licuadora y A BATIR. Hay que dejar batir bastante para que no se queden trozos de avena y que el plátano no haga “pelotitas”. Una vez tengáis todo batido, podéis probar la mezcla, está muy rico así, y tiene que tener olor a canela y un gusto dulce, pero no muy fuerte.

– Precalentamos una sartén pequeña con un poco de aceite de oliva, echad unas gotitas solo y esparcirlas bien. Cuando el aceite esté caliente, vertimos un poco de mezcla y la dejamos dorar.

20130602_145502

“Así queda la mezcla al final, las burbujitas van apareciendo mientras se dora la otra parte”

– Para saber cuando darle la vuelta a la tortita, basta con fijarse en las burbujitas que van apareciendo, cuándo veáis que ya no salen pequeñitas si no que son más grandotas podéis dar la vuelta. Son unos 2/3 minutos por cara. Cuidado al volcárlas, que se os vaya a desparramar todo el líquido.

20130602_150323

“Y así quedan al darles la vuelta para que se cocine la otra cara de la tortita”

– Una vez terminada por las dos caras, la apartamos en un plato y seguimos el proceso con el resto de la mezcla. Al final obtendremos unas 4/5 tortitas con la cantidad de la mezcla anterior.

– Y ahora toca lo mejor, DECORAR. Podéis añadir lo que queráis, desde yogur a siropes, pasando por frutas de temporada o secas. Aquí que viva la imaginación, que para gustos, los colores (y los helados de sabores ).

-Esta vez me decidí por añadir yogur griego y arándanos. Pero las tengo de todo tipo, con kiwi y fresas, con plátano y sirope de caramelo, con dulce de leche…

20130602_151315

La receta es sencilla, rica y saludable. Es un desayuno perfecto ( también nos vale como merienda ), porque tienen hidratos, proteínas y grasas buenas. Además la avena contiene hidratos de absorción lenta, por lo que es perfecta para temporadas de estudio o largas jornadas laborales, y no contiene azúcares, por lo que cuidamos la línea también.

Esta receta también tiene sus versiones, la he probado con espelta en vez de avena, con manzana en vez de plátano y con leche de avena en vez de la de almendras, y aunque también salen ricas, mi favorita es así. Tal cual. Pero os dejo las versiones por si alguien quiere cambiar algo que no le guste o le siente mal.

20130516_105905

“De plátano con canela y kiwi con vainilla azucarada, entre tortitas un poco de dulce de leche” 

 Ah se me olvidaba el nombre pomposo de la receta, esta la he bautizado como “Tortitas de Avena y mucha Imaginación”. Porque no sabía con qué ingrediente de los demás quedarme, y la avena es obvio que es la protagonista.

Y  ya si alguien prueba la receta en casa que cuente su experiencia por aquí a ver que tal le ha salido. Y si hace fotos… ¡ Yo quiero verlas !

Buen provecho, y disfruten de este bonito miércoles 5 de Junio.  

Trasteando en la cocina… ideas con tofu.

Pues como ya conté en el anterior post, compré una cajita de tofu duro, y la verdad es que me ha encantado. Ya había probado el tofu antes, pero siempre compraba las cosas ya hechas, sobre todo hamburguesas. Y ahora llevo dos días probando opciones con el tofu entero… si mi madre me viera…

Bueno, con el tofu blando sí había trasteado algo, una amiga hizo albóndigas de tofu y arroz y salieron muy ricas, próximamente probaré yo y ya les cuento. Pero con el duro nunca había hecho nada. Y hoy les traigo dos recetas, muy sencillas y muy ricas ( aunque admiten cambios y mejoras ).

Ambas recetas son vegetarianas, pero los alérgicos tienen que tener mucho cuidado o cambiar los ingredientes, por ejemplo las tortillas de los burritos son de trigo ( aún no he podido probar a hacerlas caseras ) y el tofu es soja pura, así que lo pueden sustituir por carne (pollo, pavo, ternera ) o seitán, si quieren que siga siendo una receta vegetariana.

La primera es : “Burritos de verduras y tofu con provolone”

– Para esto necesitaremos :

-. Un pimiento verde

-. Un trozo de cebolla

-.Otras verduras al gusto, yo suelo usar también pimiento rojo y zanahoria.

-. Un trozo de tofu duro ( tamaño aproximado de un filete )

-. Un trozo pequeño de provolone.

-. Aceite

-. Paprika ( pimentón dulce )

1) Ponemos el aceite a calentar en la sartén, y añadimos las verduras, primero la cebolla para que poche un poco, y después las verduras según nos guste como vayan a quedar ( yo primero las zanahorias que tardan más y después los pimientos que me gustan más crujientes ).  Rehogamos un poco y dejamos hacer a fuego lento.

20130517_134612

2) Cortamos en tofu en tiras, con muchísimo cuidado por que es súper blando y se rompe con facilidad.

3) Dejamos las verduras en un lado de la sartén, y en otro añadimos las tiras de tofu. Y les vamos dando la vuelta para que se hagan por todos lados. Siempre a fuego lento y con mucho cuidado, que el tofu se pegará a la sartén si lo dejamos mucho tiempo.

20130519_140718

4) Cuando esté hecho por todos lados, añadimos el queso para que se derrita y “pegue” todos los ingredientes. No mover muy fuerte por que romperemos en trozos el tofu ( o sí y ya lo terminas de mezclar ).

5) Quitamos el fuego y con el último calor, añadimos un poco de paprika y movemos todo bien para que se mezcle. Retiramos la mezcla y mientras calentamos las tortillas al microondas por 30 segundos cada una.

6) Colocar un poco de la mezcla en la tortilla, enrollar y servir. LISTO!

Lo dicho, más fácil imposible. Y es apta para toda la familia, incluso para cocinar en familia.

Y la segunda : “Filetes de tofu con pan de avena” 

Necesitamos :

-. Pan rallado

-. Varios filetes de tofu

-. 1 clara de huevo.

-. Aceite ( y sal al gusto )

1) Dejamos calentando un poco ( varias gotas solo ) de aceite en una sartén y mientras calienta, con cuidado cortamos los filetes de tofu, y los “mojamos” un poco en clara de huevo por las dos caras.

2) Pasamos los filetes al huevo, por el pan rallado, igualmente por las dos caras.

20130520_123514

3) Colocamos los filetes en el aceite caliente y dejamos dorar un poco, dándole vueltas para que no se queme. Y ya están listos para comer.

Desktop3

“Así se ven en la sartén, y más o menos como quedarían después de pasarlos un poco por el fuego”

La sal se puede añadir a la clara de huevo y batirla un poco, para que no esté tan soso ( yo no suelo usar sal, pero sí que puedo decir que algo sosillo estaba, aunque a mí me gusta así ).

Estos filetes se pueden acompañar de muchas cosas, sobre todo de salsa de soja ( pero la salsa es al gusto ), que se le puede echar un poco por encima al terminar, o en la misma sartén, no para freírlos, si no para darle un toque y un par de vueltas y que coja el sabor.

Y sobre el pan rallado tengo que hacer un pequeño apunte, y es que el “pan rallado” de toda la vida, yo lo hago en casa. Pongo en una picadora un poco de ajo y perejil, y añado el “pan duro sobrante” de esa semana, y aunque de esta tenía algo de pan de centeno, he usado el pan rallado de avena que tenía de la vez pasada. Pero se puede hacer con cualquier pan rallado comprado o casero que nos guste, que si es pan muy fuerte pues le dará otro gusto seguramente.

Esta receta tiene una segunda parte, y es que yo solo hice dos filetes, por que había preparado un poco de cús-cús, que pensaba llevarme en un “tapper” a clase, pero al final comí en casa y añadí los filetes.

Así que el nombre pomposo que le puse sería : “Filetes de tofu al pan de avena acompañados de cús-cús con parmesano”, en serio me encantan los nombres pomposos.

Bueno, si alguien las prueba en casa que lo cuente, salga bien o mal, o si cambia lo que quiera, que así para la próxima ya tengo ideas nuevas también, que aún me queda tofu en la nevera.

BON APPÉTIT

Haciendo ravioles de pasta fresca en casa.

20130509_153033

Pues eso, tenía un súper antojo de comer ravioles, hacía muchísimo que no comía y estoy bastante lejos de mi italiano favorito como para escaparme. Así que decidí poner en práctica la receta y hacerlos yo misma en casa.

Suelo llevar una dieta libre de azúcares y procesados, pero de vez en cuando tengo uno de estos caprichitos, aunque prometo probar con otro tipo de harinas, no solo por mí, si no por que me hace ilusión que los pruebe mi padre, que es alérgico al trigo.

La verdad es que nunca había cocinado pasta fresca, y será la suerte del principiante o no se, pero me han salido riquísimos. Increíble. Los he bautizado como : “Sobre una capa de parmesano, ravioles de champiñones y nueces, bañados en crema de provolone y ricotta”.  Adoro los nombres pomposos que les ponen a los platos en los restaurantes, y este pobre y humilde platillo no iba a ser menos.

Para hacerlos, vamos a dividir los ingredientes en tres partes : Para la masa, para el relleno y para la salsa/crema.

MASA : 

-200 gr de harina de trigo

-1 huevo

-Sal

RELLENO : 

-100 gr de champiñones laminados

-un puñadito de nueces

-dos cucharadas de queso ricotta

SALSA :

– 100 gr de queso provolone

-dos cucharadas de queso ricotta.

-parmesano en polvo.

Pues si ya tenemos todo, vamos allá.

-Lo primero es la masa, que como hay que dejarla reposar un rato, es mejor hacerla antes y que no se nos quede frío el relleno.

– Para ello cogemos la harina, y la pasamos por un colador para que se quede sin ningún grumo. Juntamos toda la harina y hacemos un pequeño agujero en medio. Cascamos el huevo y lo echamos dentro, con una pizca de sal por encima.

-Con la ayuda de un tenedor, vamos batiendo el huevo añadiéndole la harina poco a poco, desde el centro hasta los bordes. Seguimos mezclando con el tenedor hasta que se nos quede una pastita.

-Es hora de ponerse “manos a la masa”, y empezar a amasar la mezcla hasta que quede homogénea. Yo pasé aproximadamente 10 minutos seguidos amasando, hasta conseguir que no se pegara a mis manos.

-Envolvemos la pelotita en papel film y dejamos reposar a temperatura ambiente por unos 30 minutos.

20130509_142215

-Mientras la masa reposa, preparamos el relleno. Cortamos los champiñones en trocitos y pelamos las nueces. Ponemos una sartén a calentar con un poco de aceite de oliva. Añadimos los champiñones y las nueces y reogamos.

20130509_144236

-Cuando este casi terminado, añadimos las dos cucharadas de ricotta y removemos hasta dejarlo todo juntito ( que parecerá una pasta ). Apartamos y empezamos con la masa, que estará lista y reposada.

-Ahora toca extender la masa, dividimos la pelota inicial en dos pelotas más pequeñas ( una para la parte de abajo y otra para la de arriba ). Espolvoreamos un poco de harina en la mesa de trabajo y colocamos la primera pelota.

20130509_144635

-Rodillo ( o similar ) en mano, empezamos a extender la pelota hasta hacerla una masa fina. Repetimos la operación con la otra mitad.

-Antes de empezar a rellenar, colocamos una olla con agua a fuego medio y dejamos que comience a hervir, esto es para la salsa, que los quesos van al baño María para que se fundan juntos.

-Mientras el agua empieza a hervir, comenzamos con el relleno de los ravioles, ayudándonos de una cuchara para servir un poco del a mezcla del principio. Para la forma yo utilicé un vaso, con el que marcaba las dos masas juntas, rellenaba y colocaba para poder cortar.

-Apretamos los bordes y sellamos con un tenedor ( que puede estar bañado en clara de huevo para un mejor sellado ). Repetir la operación a lo largo de la masa.

-No os olvidéis estar atentos al agua, cuando empiece a hervir un poco, introducimos un bote de cristal con el provolone dentro. Cuando este empiece a derretirse, añadimos una cucharada de ricotta.

-Ahora toca poner un cazo pequeño con agua y un puñado de sal a hervir, para hacer los ravioles. Cuando el agua esté hirviendo, añadimos los ravioles y sacamos en 2/3 minutos. Escurrimos con la espumadera, y colocamos en un plato, en el que previamente hemos espolvoreado un poco de parmesano.

20130509_151532

-Mientras se hacen los ravioles, removemos los quesos para que se vayan mezclando. Cuando veamos que están bastante fundidos, añadimos la segunda cucharada de ricotta. Dejamos que se funda un poco más, y volvemos a remover.

-Ya solo queda esperar que la crema se termine y con cuidado la volcamos encima de nuestro plato con ravioles hechos y preparados. Espolvoreamos un poco de parmesano por encima, y a disfrutarlos calentitos.

 

Revuelto de espárragos verdes y champiñones.


20130430_140805

 

Buenos días jueves!

Hoy les traigo una receta que me encanta, me saca de muchísimos apuros y está deliciosa. Y por supuesto es fácil, sana y por si a alguien le interesa, vegetariana.

Para ello necesitaremos :

– 70 gramos de champiñones

-4/5 espárragos

-3 claras de huevos ( o dos huevos enteros )

– un trocito de avecrem de verduras

– aceite de oliva

Como veis los ingredientes son pocos, ya que suelo cocinar para mi sola y al día, no me gusta tener comida ya hecha en la nevera para el día siguiente, prefiero cocinar y comer en el momento. Pero si queréis hacerlos para más personas, solo tenéis que multiplicar los ingredientes.

Preparación :

-Ponemos una sartén a calentar aceite y después echamos el trocito de avecrem. Mientras lavamos bien los champiñones para que no quede ningún resto de tierra.

– Cuando el aceite esté bastante caliente añadimos los champiñones y tapamos. Dejamos que se hagan a fuego medio.

– Cogemos los espárragos y los limpiamos, cortamos la parte dura de abajo y pelamos un poco el cuerpo hasta ver parte de la carne blanca ( o verla entera ).  Los cortamos en trocitos más pequeños.

-Aquí tenemos dos opciones : hervir primero los espárragos para que estén más blandos. O, hacer lo mismo que con los champiñones. Lo normal es hacer las dos cosas, para que el espárrago se ablande un poco. Yo siempre hago lo segundo solo, me gustan más así, se quedan más duritos cuando los haces.

– Una vez que tenemos los espárragos pasados por aceite también, añadimos los champiñones. Reogamos un poquito y con el fuego subido añadimos los dos huevos ( en mi caso, las tres claras ). Removemos bien, quitamos el fuego, seguimos removiendo hasta que se apague todo el fuego. Y LISTO!

Siempre diré que para gustos los colores, y los helados de sabores, con esto me refiero a que se pueden añadir o quitar lo que quiera, por ejemplo pueden usar otro tipo de setas o espárragos trigueros. También se le puede añadir alguna hierba aromática, mi mamá suele añadir cebollita y ajos, pero a mí no me gusta.

 

20130430_140747

 

 

Disfruten de la receta y, que aproveche.