Desmintiendo mitos : La leche de vaca y el calcio.

Este es otro de los grandes mitos que nos rodean, pensar que la leche de vaca que tomamos a diario la gran mayoría de nosotros cubrirá nuestras demandas de calcio, y no es así.

La leche de vaca es un producto sobre-valorado, yo mismamente la uso, aunque ahora en menor medida que antes. Pero es una de las grandes opciones que tenemos para tomar calcio.

Un vaso de 250 ml de leche de vaca pasteurizada contiene solamente 130 mg de calcio, y aunque os pueda parecer muchísima cantidad, os aseguro que hay muchos más productos que tienen más cantidad de calcio que la leche de vaca :

.-  100 gramos de Almejas o Berberechos tienen unos 128 mg de calcio.

.-  100 gramos de Almendras tienen unos 240 mg de calcio.

.-  100 gramos de Avellanas tienen unos 160 mg de calcio.

.-  100 gramos de Anchoas tienen unos 230 mg de calcio.

.-  100 gramos de Col tienen unos 150 mg de calcio.

.-  100 gramos de Espinacas hervidas tienen unos 160 mg de calcio.

.-  100 gramos de Gambas o Langostinos tienen unos 230 mg de calcio.

.- 100 gramos de Nueces contienen unos 170 mg de calcio.

.-  100 gramos de Pulpo tiene aprox 145 mg de calcio.

.-  100 gramos de Sardinas tienen unos 450 mg de calcio

.-  100 gramos de Semillas de Girasol tienen unos 120 mg de calcio.

.-  100 gramos de Soja ( Tofu ) tienen unos 130 mg de calcio.

.-  100 gramos de Vieiras y Percebes tienen unos 120 mg de calcio.

Como veis hay muchos productos muy ricos en calcio, pero lo que más me sorprendió fue la cantidad de calcio que encontré en las algas.

Las algas Wakame por ejemplo, tienen 1300 mg de calcio por cada 100 gramos de producto, teniendo en cuenta que una mujer adulta necesita aproximadamente 1000 mg de calcio, con menos de 100 gramos de esta alga tendría su calcio completo.

El Espaguetti de Mar tiene unos 700 mg de calcio por cada 100 gramos, la Alga Kombu tiene 300 mg de calcio, 100 gramos de algas Nori tiene unos 800 mg de calcio y la alga Hiziki tiene unos 1400 mg de calcio.

Increíble las cantidades de calcio de estos productos comparado con la leche de vaca, que actualmente está “en la mira” de muchas personas que se pasan al lado ecológico, ya que hormonan a las vacas para conseguir más leche y un agrandamiento de las ubres ( lactotropina ) y esas hormonas pasan a las personas provocando en nosotros desarreglos hormonales.

También es cierto que la cantidad de agua comparada con la de “leche pura” de los cartones es increíble, apenas llega al 10% de leche real  y el resto es agua, por tanto perdemos muchas propiedades por cada vaso que ingerimos.

Eso sí, recordad que nuestro necesita de vitamina D para absorber el calcio, y que así llegue a los huesos y evitamos la temida osteoporosis. Y para tomar vit D correctamente podemos tomar el sol un ratito, con 20 minutos sobra. O tomarlo como suplemento natural, aunque yo de esto no soy muy fan, la verdad.

Si alguien tiene alguna duda más sobre esto puede dejar algún comentario con lo que quiera, preguntando productos o comentando si tiene alguno más rico en calcio que conozca.

En casa la verdad es que controlamos mucho lo del calcio por mi madre, y aunque tomo leche de vaca de vez en cuando, intento utilizar otros productos alternativos a ella. Y últimamente estoy probando muchas cosas de la cocina japonesa, así que encuentro algas por todos lados, y la verdad es que me está encantando ese mundillo también.

Mi estilo de vida y alimentación.

Bueno, últimamente muchos amigos y conocidos me preguntan que es lo que estoy siguiendo para verme tan bien. Yo, casi que roja como un tomate, les cuento que hago ejercicio a diario y que simplemente como sano y equilibrado.

Pero me ven comer más verduras y muchas frutas, sobre todo en clase, que siempre me llevo mi fruta y mucha agua. Y acaban preguntándome si “me he hecho” vegetariana.

La verdad es que no, si que es cierto que tengo un pie ya en ese mundo, pero todavía no me he pasado, aunque tampoco es que  coma muchos productos animales, la verdad.

Hace ya un tiempo, por Octubre decidí darle un cambio a mi vida, pero un cambio radical. Lo he tenido que llevar poco a poco, porque cambiar 21 años de hábitos pues no es muy fácil.

Así que mi dieta se basa fundamentalmente en :

– Verduras

– Frutas

– Pasta y arroces integrales

– Pan ( integral, centeno, avena, soja, multicereales, de semillas )

– Queso

– Claras de huevo

– Semillas, de lino, de girasol, de amapola…

– Tofu / Seitán

– Y en poca cantidad, carne de pavo o pollo. Y a veces una lata de atún.

He eliminado de mi dieta, todos los productos azucarados, o los he cambiado por una versión más sana de ellos. Y las harinas refinadas también, solo las uso para la comodidad al hacer algunos productos en casa, como la pasta fresca.

Me he alejado también de los refrescos, antes solía tomar Pepsi pero vi que eso era solo una mala adicción, así que ahora para beber prefiero el agua, y a veces me compro zumo de melocotón o batido de chocolate de soja , pero casi siempre hago yo todo en casa, y es raro que compre envasados.

No solo como pasta integral ( o de vegetales ) y arroz integral ( también basmati y thai ),  también uso quinoa, mijo, avena, bulgur, orzo, espelta…

Sigo tomando leche de vaca, pero también uso alternativas. Como leche de almendras, soja o avena. Y los yogures, siempre griego naturales o de soja ( aunque éstos últimos me están costando encontrarlos bajos en azúcares ).

Utilizo claras solas, las yemas no me gustan, porque me sientan bastante mal. Las claras son proteínas puras, sin hidratos y apenas calorías. Las uso solas o en tortilla con algo de queso, sobre todo ricotta ( que es poco calórico y graso, y ni una pizca de azúcar ) y otras, con provolone.

En cuanto al aceite, en mi casa siempre se ha usado el de oliva, pero yo tengo otras versiones, para las ensaladas o el seitán, uso aceite de semillas de sésamo ( para usarlo a la plancha no sirve ) y quiero probar el de linaza.

Del pan puedo decir que siempre lo compro en panadería y pido que sea 100% de lo que quiero, que en los supermercados suelen poner “pan de centeno”, y cuando miras los ingredientes pone que tiene más cantidad de harina de trigo que de centeno… de ahí que sea un poco “quisquillosa” con esas cosas.

Si como carne/pescado suele ser porque vamos a comer fuera y hay algo que me llame la atención, o porque estoy en casa con mis padres, que les encanta y los domingos enchufan la plancha industrial y se ponen a pasar la comida.

Hago 5 comidas al día, un buen desayuno, una fruta a media mañana, un almuerzo bueno, fruta/barrita de merienda e intento que la cena sea ligera, aunque no siempre lo consigo porque paso bastantes horas en la facultad y a veces llego con hambre.

Intento que estos productos sean lo más sano y ecológicos posibles, que vengan de un comercio justo para los trabajadores y que sean de calidad. Tengo fichadas varias tiendas vegetarianas localizadas para eso. Pero muchos supermercados también venden productos muy buenos.

Y siempre siempre siempre hago ejercicio, todos los días. No me pierdo ni uno, bueno salvo los lunes, que es mi día de descanso por ser el más ajetreado de la semana. Suelo salir a correr en las mañanas, o a patinar por las tardes. Y siempre mi tabla de ejercicios en casa y dejo días para practicar algo de yoga o pilates.

Creo que esto es todo, no estoy diciendo que yo tenga la verdad absoluta y que esto es lo que haya que hacer para ser sano, por supuesto que no. Simplemente es lo que yo hago, y parece que me va bien, pero cada uno tiene sus preferencias y sobre todo sus necesidades alimenticias.

Lo que sí tiene que ser mundial, es comer sano. Comer equilibrado y productos de calidad. Que solo tenemos un cuerpo y una vida para cuidarlo.

 

Compras, risas y mucha suerte…

Aunque el título pueda parecer extraño, resume muy bien el día de ayer. Todo el día buscando cosas para la boda de Septiembre, y al final todas encuentran cosas… menos yo.

Desayunamos temprano y muy rápido, ya que Silvia tenía el exámen y estaba bastante nerviosa. Cuando ella ya entró, mi madre, la suya y yo nos fuimos directamente a mirar tiendas en busca de unos zapatos para ella, menos mal que al final los encontró, porque yo ya no sentía mis pies.

Hoy hemos comido en uno de mis sitios favoritos en Sevilla, la Taberna “Coloniales”  ( C/ Fernández y González, 36/38 ). Fuimos temprano a coger sitio, que después se llena muchísimo y hay “colas” enormes, como ya me lo conozco mejor prontito, que si no se nos pasa la hora de comer.

A mí no me podía faltar allí mi tapa de Patatas con Salsa Brava, me encanta, además pica bastante y te deja “el gustito” un rato y todo.

20130525_134915

“Me encanta esa salsa roja, que te deja un sabor picante durante un ratito”

Y las croquetas de setas, buenísimas. Aunque al final pidieron un surtido, que llevaban también de espinacas y otras de bacalao.

20130525_134928

Como Silvia es celíaca ( intolerante del gluten), es fan de las ensaladas, pero más fan del queso, y pedimos una Ensalada variada con Queso de Cabra, Nueces, Pasas y una Vinagreta de Pedro Ximénez… brutal. Sobre todo el queso con la vinagreta y un poco de nueces… increíble.

20130525_134921

También pedimos una tapita de Crujiente Berenjenas con Miel… yo soy fan absoluta de la berenjena, pero la miel no me convenció. Por supuesto lo probé, pero aquello no era para mí. En opinión de “las mamis”, estaba muy buena.

20130525_134935

Y por supuestísimo no podía faltar una tabla de presa ibérica a la brasa, con patatas claro. En cuanto hice la foto, se la mandé a mi padre, para darle un poquito de envidia, que le encanta comer carne a la brasa.

20130525_140043 (1)

La cena se nos fue un poco de las manos, el otro día camino del metro,pasamos por un montón de bares y pequeños restaurantes cerca del Rectorado, y mi madre se fijó que en el italiano que a mí me gusta, había un cartel informando de que hacían las masas sin gluten. Perfecto para Silvia, que la pobre come pizza cuando la hace en casa y trabajar con harinas sin gluten se hace muy pesado.

Se lo dijimos, y super ilusionada fuimos a cenar allí. Ella sabía desde el principio que se iba a pedir, como absoluta fanática del queso, estaba claro que pediría una “cuatro quesos”.

20130525_201839

Mi madre y la suya, compartieron esta riquísima pizza, que menos mal que la compartieron porque para una sola persona, es un poco grande ( al menos para mi gusto ).

20130525_201835

Yo después de leerme y releerme la carta de arriba a abajo, no sabía que pedir. Al final, con un poco de desgana, iba a pedirme una pizza, pero releyendo por enésima vez, leí en el apartado de “pasta fresca”, GNOCCHI ( ¿cómo se me había podido pasar eso a mí? ) y claro releí corriendo las salsas, y aunque me atraía mucho la de setas y trufa, nada puede competir con una salsa 5 quesos…

20130525_203857

“Me encantó el detalle del perejil, a lo Karlos Arguiñano…” 

No pude terminarme el plato, pero puedo decir, como fan de ñoquis que soy, que ha sido uno de los mejores que he probado. La salsa estaba deliciosa, notabas los 4 tipos de queso ( el 5º es el parmesano espolvoreado por encima ) y no estaba “fuerte” a pesar de llevar roquefort.

De postre una “pizza dulce”, con la masa sin gluten claro, con Nutella, Alemendras y Azúcar Glass… creí que moría de lo rico que estaba. Me esperaba una especie de crêpe, no esta señora pizza. Riquísima.

20130525_210824

“El crêpe gigante…”

Al terminar nos invitaron a unos chupitos de Limoncello, que me hizo recordar mi viaje a Italia y lo rico que comí esa semana. Aunque todo fuera pizza y pasta, y después me pasara un mes sin probarla…

20130525_213125

Y este ha sido mi fin de semana, aunque ahora me queda estudiar, estudiar mucho. Próximamente, cuando acabe exámenes seguramente, quiero ir a un Bar de Tapas que me han recomendado, ya os contaré que tal.

De paseo con mamá…

Pues ayer en la mañana, llegó mi madre de visita. Solo está este fin de semana, que también vienen una amiga suya y su hija a buscar cositas para la boda que tenemos en Septiembre ( de su hijo mayor, por cierto ).

Ellas llegaban en la tarde, así que aproveché que mi madre estaba para que me hiciera esas lentejas tan buenas que he comido siempre en mi casa, y el postre de mi abuela, el arroz con leche.

Después y un poco tarde la verdad, nos íbamos de compras, pero aún no habíamos comido ni nada, así que por el camino, cerquita de mi casa y con un hambre canina, nos tomamos unas tapitas en un pequeño bar.

El nombre os lo pondré en los comentarios, que ahora mismo, no me acuerdo, sí lo reconozco soy un desastre para esas cosas. Pero si he comido bien me se el sitio, el nombre es lo de menos.

Estamos en plena temporada de caracoles y cabrillas, así que yo no podía pedirme otra cosa, y mi madre, fan de la comida casera, preguntó por las croquetas. Nos pedimos dos de las tres que habían,las de jamón y las de atún con pimientos del piquillo, las últimas eran de cabrillas y eso no me convenció mucho.

20130524_160332

Estaban buenísimas, palabrita, sobre todo las de atún y pimiento, y no estaban ni aceitosas ni nada. Y los caracoles a mi gusto, calentitos que quemen un poco y picantes.

20130524_160810

“Las de arriba son las de jamón, y las otras de atún y pimientos del piquillo”

Después fuimos para el centro, miramos un par de tiendas, y tocaba la hora de la merienda, y como aquí ya pega un poquito el sol, no podía faltar un buen helado.

Mi madre fue a lo seguro y se pidió un cucurucho de turrón, yo “pasé” un poco de la dieta y me pedí “helado de kinder bueno y ferrero rocher”, fiesta del azúcar pero lo disfruté como una niña pequeña. Además me lo comía rapidito, que hacía sol y se me derretía. Y siempre en tarrina, que los barquillos eso no me gustan mucho.

Son helados caseros de una heladería que abrieron hace poco aquí en Sevilla, “Helados La Abuela”, en c/Laraña 10. Recomendable 100%, están exquisitos y hay de todo tipo y sabores, “el helado de piruleta” me hacía ojitos, pero soy fan del chocolate, sobre todo para estas cosas.

Ya para la cena sí estábamos las cuatro, pero cenamos en el restaurante del hotel Doña Carmela en Bellavista (Av de Jerez, 72 ). Un restaurante algo pequeño pero muy variado para picar algo en la cena.

Me quedé con ganas de tomarme el postre allí, había un yogur griego con miel y algo más, no recuerdo qué, porque no quise pensar mucho… no por nada si no porque en casa me esperaba este estupendo arroz con leche de mi mamá.

20130524_225610

He de confesar que he probado a hacerlo yo unas cuantas veces, y aunque me sale, no he llegado a cogerle ese punto que el da mi madre, y la receta es clavada, vamos me lo iba recitando ella al lado mía mientras lo hacía…

Mañana ya tenemos fichados algunos sitios para comer y cenar… ya os lo contaré el domingo.

Disfruten del sábado y no olviden comer bien.

Alimentos muy engañosos que consideramos “LIGHT”

Llevo bastante tiempo, sobre todo desde que hice mi cambio a la “comida sana”, viendo gente que come productos para adelgazar/mantener la línea, porque los considera “bajo en calorías” y en verdad no lo son, o son bajos en calorías pero vacíos en nutrientes o engañosos en cuanto a calorías también.

El otro día andaba por el supermercado comprando varias cosillas, y ví varias mujeres comprando todo lo light del supermercado porque “estaban haciendo la operación bikini”, puedo asegurar que la mitad de lo que llevaban era peor que comer su versión “normal”.

Empezamos la pequeña lista :

1) Muesli bajo en calorías : Me dio por coger varios paquetes de muesli cuando vi a estas señoras, y sí eran bajos en calorías, una media de 120/130 calorías los 40 gramos que tomaríamos, pero era un bomba de azúcares. Y si te fijabas con más detenimiento, la mayoría tenían muchas grasas malas y demasiados estabilizantes.

ALTERNATIVA : Haz tu propio muesli con los cereales que más te gusten, yo guardo en una bolsa, un puñado de copos de avena, un puñado de avena hinchada, un puñado de espelta hinchada, una cucharada de salvado ( de avena o trigo ) y  una cucharada de café de semillas de lino lo mezclo todo muy bien moviendo la bolsa, y voilà… muesli casero saludable. Aunque se le puede añadir algo de frutos secos, como nueces o almendras si se quiere.

2) Cereales de caja : Tipo Finess o All Bran, lo mismo tienen “pocas calorías” para un puñado de ellos, pero son adictivos. Nadie se come solo los 30 gramos que dicen, y eso es por la cantidad de azúcares que tienen ocultos.

ALTERNATIVA : Usar los productos del muesli casero solos. La avena es genial para eso, una maravilla.

3) Barritas energéticas /snacks : Otro intento de producto milagro, con un montón de azúcares escondidos. Si la usas para tomar tentempié a media mañana, cámbiala por un pequeño sandwich de pavo o un puñado de almendras/nueces. Pero si es por trabajo o comodidad, búscalas de manera que cada barrita ( aprox 20/23 gramos ) no supere los 6 gramos de azúcares.

4) Ensaladas : Si salimos a comer fuera y pedimos ensalada como alternativa sana, intentaremos pedirla lo más sana posible. Lechuga y todo tipo de verduras, pero cuidado con los aderezos. Nada de pollo empanado o frito, cuidado con los quesos grasos, y sobre todo cuidado con las salsas, como la césar o la rosa. Lo mejor, la vinagreta de siempre, aceite, sal y limón/vinagre.

5) Galletas y todo tipo de harinas simples : Son azúcares de los más simples, que se metabolizan en grasa si no son rápidamente usados. De ahí que abramos un paquete de galletas y dure “una sentá”.

ALTERNATIVA : Lo mejor es pasarse al lado integral de todo. Cuidado también con las galletas integrales, seguir la misma regla que con las barritas, que no contengan muchos azúcares por poca cantidad.

6) Panes integrales de “supers” : El pan de los “supers” hay que mirarlo con lupa también, algunos pone que son de soja, avena o alguna cosa sana, y cuando miras los ingredientes la gran mayoría no son hechos con las harinas que debería, si no con harina de trigo y maíz.

ALTERNATIVA : Yo el pan de este tipo lo compro en dos sitios, o una tienda ecológica o en dos panaderías de confianza, que hacen el pan 100 % de lo que pides, sobre todo uno integral con semillas de amapola que está delicioso.

7) Yogures de sabores : Los típicos yogures que cogemos son otro peligro azucarado, hasta los que dicen ser 0% , mirad muy atentos las cantidades de azúcares de los mismos. Que cada yogur de 125 gramos no tenga más de 7/8 gramos de azúcar.

ALTERNATIVA : Los hay de soja y variados, pero yo prefiero el griego sin edulcorar, y ahora estoy buscando que me lo hagan casero también.

8) Azúcar blanco / miel : En vez de utilizar estos productos para endulzar nuestros postres, utilizar stevia, azúcar moreno o ágave.

Por ahora estos son los productos más polémicos que he encontrado, si a alguien se le ocurre alguno más o si quiere saber alguna alternativa a algún producto que utilice a diario

¿Discriminado por Discapacitado?

th

Bueno ayer en clase tuve la última práctica del cuatrimestre de la asignatura “Trastornos del Desarrollo”, en la que, como podéis imaginar se estudian, en la medida de lo posible, todos los trastornos ligados al desarrollo humano.

Así como resumen diré que, en las prácticas hacemos programas de intervención para distintos trastornos en distintos ámbitos, desde buscar trabajo para una persona con Síndrome de Down, como formas de ayudar a socializar de una persona parapléjica.

Siempre suelo salir contenta de esas prácticas, se aprende muchísimo y sobre todo te hace ganar como persona, y te das cuenta de la cantidad de barreras que nosotros mismos nos ponemos entre nosotros, pues bien ayer más que salir bien, salí preocupada.

Tocábamos el ámbito de “Ocio y Discapacidad”, en el que nos expusieron varios casos totalmente verídicos, hablablan de que hay una ley europea que prohíbe viajar en avión a más de tres personas sordas juntas si no van acompañados de una persona oyente.

Nos contaron sobre una ley de 2003 que decía eso, literalmente. No dejaban que un grupo de personas sordas volaran solos en el avión, alegando que supondrían un problema para la seguridad de todos en caso de que el avión sufriera algún percance, como un aterrizaje de emergencia.

Esto había hecho que personas sordas se hicieran pasar por oyentes para que nadie pudiera decirles nada, pero señores, ¿a dónde vamos a parar…?

Leyendo los testimonios y pensando en la práctica que teníamos que realizar, no encontraba motivos para que esa ley fuera cierta, por que en el caso de “accidente aéreo” todos perderíamos los papeles y cundiría el pánico, seamos como seamos.

Es cierto que existen algunas pequeñas barreras, como que todas las cosas del avión suelen decirse por megafonía, y como que al igual que cada quién habla una lengua, existen diferentes lenguas de signos, y que sería difícil que un azafato/a se las aprendiera todas, pero es tan sencillo como dejar las cosas escritas o usar medios visuales. Es más, en el asiento delantero, siempre hay un cartelito con las explicaciones de evacuación escritas y hay señales luminosas que informan sobre los cinturones.

Pero tampoco hace falta ponerse a pensar en personas con discapacidad, ¿cuántos de nosotros hemos viajado al extranjero sin conocer el idioma y nos hemos encontrado con que todo lo del avión está en el idioma de destino y no nos enteramos de las explicaciones de megafonía?

No he podido evitar no contarlo por aquí, porque así al menos quién lea esto será un poco más consciente del mundo en el que vivimos, y es posible, que la próxima vez que vea una barrera para alguien, sea  capaz de decirlo y conseguir que entre todos, vivamos en un mundo más feliz o, al menos, más igualitario.

Si alguien quiere saber un poquito más, les recomiendo el seminario que nos han puesto a nosotros, “Ocio, discapacidad e inclusión : un esquema de referencia” , llevado a cabo por F. Fantova en 2006 en un Congreso sobre Discapacidad en Colombia. ( http://www.fantova.net ).

También os dejo la noticia que está colapsando las redes sociales e internet, porque ahora, en pleno s. XXI, existen lugares en los que no dejan estar a personas con discapacidad. Denigrante…

http://es.paperblog.com/un-hotel-de-almeria-el-toyo-no-admite-a-un-grupo-de-personas-con-sindrome-de-down-1869169/